viernes, 11 de septiembre de 2015

Cajita de música

Mi madre tiene una cajita de música que le regaló mi padre cuando estaban recién casados.
Han pasado muchos años. La bailarina que daba vueltas cuando abrías la caja, se rompió. Pero, mi hija cada vez que va a casa de mi madre, le coge la cajita y le encanta escuchar la música.
Por ello, el año pasado al mandar la carta a los Reyes Magos, añadí a la lista una cajita de música para ella (sin decirle nada).
Vinieron los Reyes y mi hija abrió todos los regalos emocionada. Estaban todas las muñecas que había pedido, pero !oh sorpresa, una cajita de música! La abrió y se convirtió en su regalo favorito. 
Cuando volvió al cole y tuvieron que dibujar su regalo de Reyes favorito, ella dibujó su cajita de música.

Por supuesto, busqué una que fuera rosa, su color favorito.

En la tapa aparecen unas niñas vestidas de bailarinas.

La bailarina, que gira y gira, sin parar.

Una cosa tan sencilla, !y qué ilusión le hizo!