lunes, 25 de noviembre de 2013

Gracias, hija

Después de una semana horribilis total, que empezó con el cólico nefrítico que le dió a mi marido y continuando con otra serie de cosas, que vienen a confirmar aquello de que las desgracias nunca vienen solas, pues bueno, después de eso es maravilloso encontrarse en la mesilla de noche cuando te vas a dormir, una nota de tu hija como ésta
Pues claro, hija, !cómo no voy a querer estar siempre contigo con lo maravillosa que eres! 
Gracias hija, ...