lunes, 30 de septiembre de 2013

!Hasta el moño!

Hasta el moño de tanto cerrado de mente, de tanta persona que se considera guay y va por la vida mentiéndose con todo lo que no va con su filosofía de vida.
Señores, lo que a unos les parece guay a otros les disgusta.... Gracias a Dios, no somos todos iguales.
Ultimamente no paro de encontrarme comentarios despectivos sobre las personas que hacen fofuchas. 
A mi me parece que al que no le gusta, que no las mire. Para gusto están los colores y no creo que haya que insultar a nadie porque le guste hacerlas o porque le guste mirarlas
Yo veo cosas peores en este mundo, y me callo por respeto al próximo. Si eso le sirve a alguien para ser feliz, bienvenidas sean. La cuestión es ser feliz, haciendo fofuchas, punto, ganchillo, punto de cruz, fieltro, vestidos para muñecas, coleccionando sellos o haciendo el pino. 
A mi no me gustan algunas aficiones de otras personas o sus opiniones, y ¿qué hago? pues o no las leo o por respeto, me callo. Sino tendría que ir por ahí metiéndome con todo el mundo y no tengo ninguna intención de hacerlo. Yo soy feliz viviendo mi vida.
Bastante asqueroso es este mundo, bastante gente mala hay haciendo barbaridades, como para meterse con alguien porque tenga en su casa vitrinas con nancys, haga fofuchas o porque vea la tele haciendo punto.
!Un poco de respecto por favor!
He dicho.